Autoconsumo colectivo: qué es y qué modalidades existen

Autoconsumo colectivo: qué es y qué modalidades existen

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las instalaciones de paneles solares de autoconsumo colectivo son una gran opción para comunidades de vecinos o empresas que desean ahorrar en el consumo eléctrico y a la vez impulsar el consumo energético sostenible. El autoconsumo colectivo ofrece muchos beneficios, dentro de los que se destaca la menor inversión y una rápida amortización. 

¿Qué es el autoconsumo colectivo?

El autoconsumo colectivo es una instalación de paneles solares compartida entre varios participantes. Esta propuesta es uno de los grandes avances de la energía sustentable en España, ya que permite compartir la energía fotovoltaica con otros consumidores, logrando que la instalación se rentabilice en menor tiempo. 

Este tipo de consumo responde al nuevo modelo energético sostenible y limpio que está creciendo a gran velocidad en España. El autoconsumo colectivo está permitido para comunidades de vecinos que realicen una instalación en las inmediaciones de la comunidad, o en un lugar situado a un máximo de 500 metros de donde se produce el consumo energético. Además de poder instalarse en bloques de viviendas, es posible establecerlo en urbanizaciones de viviendas unifamiliares. 

Gracias al autoconsumo colectivo, los particulares y las empresas pueden compartir la inversión y los beneficios de una instalación en común y de esta forma dirigen la transición energética hacia un modelo sostenible, colaborativo y descentralizado. 

En Panelator tenemos la misión de ayudarte a encontrar el proveedor de energía solar fotovoltaica adecuado a tus necesidades. Puedes consultar con nuestros expertos

Modalidades de conexión para autoconsumo colectivo 

Existen dos modalidades de conexión para el autoconsumo colectivo, a través de la red pública o a través de la conexión directa a una red interior. A continuación detallamos cada una de ellas:

Autoconsumo colectivo con conexión a red pública 

En esta modalidad de conexión se utiliza la red pública para compartir la producción de energía fotovoltaica. La instalación se conecta a la red de baja tensión mediante un contador bidireccional que registra su producción. La instalación de autoconsumo colectivo se sirve de la red pública para distribuir la energía fotovoltaica entre los consumidores. 

Autoconsumo colectivo con conexión directa a red interior 

En esta modalidad la energía solar se distribuye de forma directa a cada una de las redes interiores de los autoconsumidores asociados. 

¿Qué modalidades de autoconsumo colectivo existen?

El autoconsumo colectivo cuenta con dos modalidades, con excedentes y sin excelentes. Lo que diferencia a uno de otro es la posibilidad de redistribuir la energía eléctrica excedente que no se consume. A continuación se detallan sus modalidades según sus características. 

Autoconsumo sin excedentes

En esta modalidad, los consumidores acuerdan la instalación de paneles solares mediante un dispositivo antivertido que no permite la inyección de los excedentes de energía a la red eléctrica. 

Autoconsumo colectivo con excedentes no acogida compensación 

Esta modalidad permite que los propietarios de la instalación puedan verter los excedentes energéticos a la red eléctrica y recibir una remuneración por ello. Para la venta de la energía excedente existen dos opciones. Una opción es firmar un acuerdo de representación con alguna empresa comercializadora. La otra opción es darse de alta como productor en el Registro Administrativo de las Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica (RAIPRE). 

Autoconsumo colectivo con excedentes acogido a compensación 

En este caso, los consumidores pueden recibir una compensación económica por los excedentes energéticos que inyecten a la red eléctrica. La comercializadora con la que se tenga contratado el suministro será la que se encargará de compensar el coste de la energía sobrante al final de cada periodo de facturación. Es decir,  que se obtiene un descuento en la factura al final de cada periodo. 

¿Cuáles son los beneficios del autoconsumo colectivo?

El autoconsumo colectivo presenta muchos beneficios y ventajas, principalmente referidos a la rentabilidad económica. A continuación detallamos alguno de sus beneficios.

Menor desembolso inicial 

Una instalación colectiva cuesta menos si es realizada entre varios participantes. Esto se debe a que la instalación no necesita duplicar algunos elementos claves como el inversor fotovoltaico. Al compartir el sistema se produce más energía a menor coste. 

Recuperación económica corta

La instalación colectiva permite una rápida amortización del desembolso inicial. En relación con las instalaciones particulares, en este caso se reduce hasta en un 50 % el tiempo de recuperación económica de la inversión. 

Mayor superficie para realizar la instalación

Al contar con una mayor superficie disponible, se podrá escoger la mejor ubicación para optimizar la producción fotovoltaica. 

Energía sostenible 

Además del ahorro económico que supone la instalación de paneles solares, con su instalación se apoya a la transición energética hacia un modelo sostenible.

En Panelator nos especializamos en hacer que el proceso de cambio a la energía fotovoltaica sea lo más fácil posible, proporcionando diferentes opciones para realizar una instalación que se ajuste a tus necesidades. 

Suscríbete a nuestra Newsletter