Consejos para limpiar placas solares

Consejos para limpiar placas solares

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las placas solares son una excelente fuente de energía renovable, pero para que funcionen eficientemente, es importante mantenerlas limpias y libres de suciedad. La instalación de autoconsumo, por lo general, está expuesta a diferentes tipos de suciedades, desde el polvo hasta tierra, hojas y excremento de pájaros, lo que puede reducir el rendimiento de las placas y hasta pueden generar que se dañen. En este artículo de Panelator, conoceremos algunos consejos prácticos y efectivos para limpiar tus placas solares y garantizar su óptimo rendimiento.

¿Cómo saber cuándo hay que limpiar las placas solares?

Saber cuándo limpiar tus placas solares es crucial para mantener su eficiencia y rendimiento óptimos. Aquí hay algunas señales y factores a considerar para determinar cuándo es el momento adecuado para limpiarlas:

Inspección visual

Realiza inspecciones visuales periódicas de tus placas solares. Busca signos de acumulación de suciedad, polvo, hojas, excrementos de aves u otros elementos que puedan obstruir la superficie de las placas. Si notas una capa visible de suciedad o si las placas lucen opacas, es probable que necesiten una limpieza.

Disminución del rendimiento

Si observas una disminución en la producción de energía de tus placas solares, puede ser indicativo de la necesidad de limpiarlas. Si tienes acceso a un sistema de monitoreo de energía solar, verifica si hay una caída inusual en la generación de electricidad en comparación con periodos anteriores con condiciones climáticas similares. Una reducción significativa en el rendimiento o el autoconsumo podría ser señal de que las placas requieren limpieza.

Cambios estacionales y climáticos

La frecuencia de limpieza puede variar según tu ubicación geográfica y las condiciones climáticas locales. Si vives en un área con inviernos húmedos o estaciones con alta presencia de polvo o polen, es posible que necesites limpiar tus placas solares con mayor frecuencia. Los cambios estacionales y climáticos pueden afectar la acumulación de suciedad y obstrucciones en las placas.

Medio ambiente circundante

Presta atención al entorno que rodea tus placas solares. Si hay árboles cercanos con hojas que caen o si estás en una zona con alta actividad de aves o insectos, es más probable que las placas se ensucien rápidamente. En estos casos, es recomendable realizar limpiezas más frecuentes para evitar que las obstrucciones afecten la producción de energía.

Recomendaciones del fabricante

Consulta las instrucciones y recomendaciones del fabricante de tus placas solares. Algunos fabricantes pueden proporcionar pautas específicas sobre la frecuencia y los métodos de limpieza recomendados para sus productos. Sigue estas indicaciones para asegurarte de mantener tus placas en óptimas condiciones.

¿Cómo se limpian las placas solares?

Para limpiar las placas solares, es posible utilizar una mezcla de agua y jabón suave. Evita el uso de productos químicos abrasivos o limpiadores agresivos, ya que podrían dañar las superficies de las placas. Lo mejor es usar un detergente suave y mezclar una solución en un balde o pulverizador. A continuación se detallan los pasos a seguir para limpiar las placas solares: 

Aplicar la solución

Una vez que esté preparada la solución de agua y jabón, se aplica sobre las placas y se deja reposar unos minutos para aflojar la suciedad. 

Fregar suavemente

Una vez que la solución hizo su trabajo, es momento de fregar de forma muy suave las placas solares. Para eliminar la suciedad y los residuos, lo ideal es usar una esponja suave o un cepillo de cerdas suaves. Es importante no hacer mucha presión para evitar rayar la superficie de las placas.

Enjuagar con agua

 Luego de fregar las placas solares es momento de enjuagarlas con agua limpia para eliminar los residuos del jabón. Es posible utilizar una manguera o un cubo con agua. Es importante enjuagar bien todas las áreas, prestando atención a las esquinas y bordes donde la suciedad se acumula de forma más frecuente.  

Evitar la acumulación de agua

Si hay agua estancada en las placas solares, puede interferir con el correcto funcionamiento de las placas y disminuir su eficiencia. Por lo que durante la limpieza de las placas solares, es fundamental asegurarse de que las placas queden bien drenadas. Los paños absorbentes o una escobilla de goma pueden secar el exceso de agua y prevenir la acumulación. 

Al realizar tareas de limpieza en tus placas solares, recuerda siempre tener en cuenta la seguridad. Asegúrate de trabajar en condiciones seguras, utilizando escaleras estables si es necesario. Si tus placas solares están ubicadas en un lugar de difícil acceso, considera contratar a un profesional para que realice la limpieza.

¿Cuándo es el mejor momento para limpiar las placas solares?

El mejor momento para limpiar las placas solares es en un día nublado o temprano en la mañana, antes de que el sol esté en su punto más alto. Si se limpian las placas solares cuando están expuestos directamente al sol, el agua o los productos de limpieza se evaporarán rápidamente. Esto puede dejar manchas o residuos en las superficies de los paneles. Además, se puede correr el riesgo de sufrir quemaduras. 

Al limpiar las placas solares en horas más frescas, se reduce la velocidad de evaporación, permitiendo que el agua y los productos de limpieza hagan su trabajo de manera más efectiva. A su vez, la luz solar suele ser más suave y difusa, lo que facilita la identificación de cualquier obstrucción o acumulación de suciedad en las placas solares. Esto te permite realizar una limpieza más precisa y exhaustiva.

En Panelator nos especializamos en hacer que el proceso de cambio a la energía fotovoltaica sea lo más fácil posible, proporcionando diferentes opciones para realizar una instalación que se ajuste a tus necesidades. 

Suscríbete a nuestra Newsletter